LA DIARIA | NACIONAL | 12/10/2017 | Pag. 3

Espejito, espejito El gobierno trabó, por un rato, la entrada de camiones de Brasil, en respuesta al bloqueo a la importación de lácteos

 
 
El martes el ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, publicó un tuit con un video en el que anuncia la suspensión de las licencias de importación de lácteos de Uruguay hasta que nuestro país logre demostrar que el 100% de lo exportado es producido aquí. La justificación fue la sospecha de que existe una triangulación de mercados, es decir, que la leche que exporta Uruguay a Brasil es comprada en Argentina o Australia, según publicó ayer el periódico brasileño O Globo. Maggi hizo el anuncio tras una reunión con integrantes del Frente Parlamentario del Agronegocio (FPA).

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, dijo que en la mañana de ayer se frenó en la frontera el ingreso a productos lácteos uruguayos. "Obviamente, eso no responde a licencias de importación de hoy [por ayer], se trata de licencias gestionadas hace muchos días. Entendemos que es una medida totalmente asimétrica, por lo que tomamos la decisión de generar una medida espejo [parar la entrada de productos brasileños a Uruguay]". "Probablemente hoy [por ayer] se frenen 60 o 70 camiones", dijo, pero aclaró que, minutos antes de que empezara la conferencia, convocada para las 14.30, las autoridades brasileñas habían liberado el camión que llevaba quesos uruguayos, por lo que Uruguay, a su vez, dejó entrar el vehículo que había detenido, que traía bananas.

Aguerre aclaró que lo que se hizo "no tiene que ser entendido como una compadrada, sino como un mensaje de que tenemos la fuerte convicción de defender los intereses nacionales. Frente a medidas irracionales hay que tomar decisiones que devuelvan la racionalidad".

Fue la manera que encontró el gobierno para "generar la reacción que permita que se dé el diálogo político", dijo el jerarca.

Qué bananas Aguerre ironizó: "Yo pensaba que las bananas que venían de Brasil eran de Brasil, y hoy me entró la duda y se me ocurrió averiguar de dónde vienen; afortunadamente se destrabó el tránsito de los lácteos y retomé la esperanza de que las bananas vengan de Brasil".

El ministro de Ganadería aseguró que gracias a la trazabilidad se sabe en Uruguay exactamente cuántas vacas hay y cuántos productores de leche, además del ganado que está en ordeñe.

Sobre la triangulación, aseguró que no hay ningún elemento para pensar eso. "Bastantes dificultades tenemos para vender y competir sin subsidios, como para que quisiéramos complicarnos la vida importando leche".

El canciller Rodolfo Nin Novoa, que también participó en la conferencia, aseguró que no hubo una notificación formal del gobierno de Brasil, un dato que fue destacado por Aguerre: "Nunca tuvimos [con Maggi] una comunicación, ni por teléfono, ni por WhatsApp, ni por paloma mensajera. El hecho es que detuvieron un camión basados en un tuit".

Agerre dijo que Brasil importa sólo 1% de la leche que consume, y, de ese porcentaje, algo más de la mitad lo importa de Uruguay y "otro tanto de Argentina".

"La primera reacción que tuvimos fue de sorpresa, en primer lugar por el estilo, por la forma de comunicación. Ni el Ministerio de Agricultura, ni la cancillería, ni la embajada de Uruguay en Brasil, ni la de Brasil en Uruguay, han recibido una nota oficial solicitando ningún tipo de información. En segundo lugar, nos sorprendió el contenido, porque se duda del origen de los productos lácteos".

Aguerre dijo que la de Brasil es una decisión inoportuna, porque en lo que va del año se le vendió 40% menos que en el mismo período de 2016. "Eso ocurre porque hay más producción de leche en Brasil y los precios bajaron. Como no son tan buenos, Uruguay trata de encontrar otros mercados", aseguró.

El ministro dijo que hoy se reunirá el Gabinete Ministerial de Transformación Productiva y Competitividad para analizar toda la agenda comercial con Brasil.

Por su parte, Nin Novoa afirmó que en cuanto se enteró de la noticia, después de bajar de un avión que venía de Londres, se comunicó con los productores, con el Instituto Nacional de la Leche (Inale), con la Embajada de Brasil en Uruguay y con el canciller de ese país, Aloysio Nunes Ferreira, que "estaba en una reunión en Marruecos; hablamos con muchas dificultades por teléfono, pero después me envió un mensaje en el que me aseguró que iba a trabajar profundamente para mantener la excelente relación que hay entre Brasil y Uruguay. Hemos hablado con el Ministerio de Industria [pero] hay poca gente disponible en estos momentos", dijo el canciller.

Yo te avisé El diputado del Partido Nacional (PN) Alejo Umpiérrez dijo a la diaria que la medida de Brasil es un "disparo" al sector lácteo, y aseguró que hay exportaciones paradas en el puerto. "Desde Conaprole me manifestaron que tenían cargamentos que no iban a ser mandados por el peligro de que tengan que pagar un flete y después no puedan entrar".

Umpiérrez dijo que hace más de un mes advirtió a las autoridades sobre esta posibilidad, y el ministro [Aguerre] dijo que estaba controlado. "Nosotros advertimos el peligro e instamos a que se buscaran nuevos mercados. Hay una corresponsabilidad del gobierno.

Cuando se critican las políticas internas de un gobierno vecino, no se puede esperar que nos esperen con caricias. Hay que agregar la poco inteligente medida de aumentar la tasa consular". El representante recordó que el canciller de Uruguay dijo que el cambio en la ley laboral brasileña debilita "los derechos de los trabajadores". La semana que viene, Aguerre y Nin Novoa asistirán a la Comisión de Relaciones Internacionales de Diputados convocados, en carácter de grave y urgente, por Umpiérrez.

A última hora de la tarde de ayer, todos los partidos con representación parlamentaria emitieron una declaración en la que expresan su "sorpresa ante el anuncio de una medida unilateral de Brasil, que afecta severamente el comercio intra Mercosur" y su "preocupación por los efectos inmediatos y mediatos" de la medida sobre "un sector intensivo de capital y mano de obra, y que en Uruguay ha logrado altos niveles de excelencia y calidad", y reclaman que "sea revisada urgentemente, para evitar las graves consecuencias económicas" sobre "el financiamiento del sector". También recuerdan "la necesidad de intensificar la búsqueda de nuevos mercados que permitan minimizar las consecuencias de crisis como la que deriva de la resolución enunciada".