EL PAIS | INFORME NACIONAL | 12/10/2017 | Pag. 6

Diputados postergó nueva ley de riego. Hay dudas en la bancada oficialista por impacto ambiental.

 
 
Con muchas dudas sobre el impacto ambiental que provocará, la Cámara de Representantes postergó la aprobación de la nueva ley de riego. El proyecto había sido votado por el Senado en agosto de este año.

La iniciativa, impulsada por el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, apunta a estimular o favorecer la inversión en riego, fomentando la creación de sistemas a través de sociedades de productores rurales así como el desarrollo de sistemas multiprediales que permitan la inclusión de productores que, con el régimen actual, tal vez, no tendrían en forma individual acceso al riego.

Aunque anunció que votaría el proyecto en general, fue muy crítico el diputado del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) Carlos Coitiño. El legislador oficialista sostuvo que se necesita un proceso de transición para la aplicación de la nueva ley. "Este proyecto no es la solución para el riego agropecuario. Hay un choque de trenes entre el productivismo y el ambientalismo que este proyecto no resuelve", destacó.

Adelantó que el sector va a hacer "un seguimiento de esta ley, de su reglamentación. Queremos una definición del canon que se cobrará al productor que necesite ese regadío, sobre todo del pequeño y mediano productor".

Anunció que propondrá primero en el seno del Frente Amplio algunas modificaciones a esta ley particularmente en la fijación del canon.

A su vez, el nacionalista Alejo Umpiérrez afirmó que la preocupación ambiental "ha estado en el Poder Ejecutivo y en la comisión".

En tanto, el diputado de Unidad Popular (UP) Carlos Pérez, partido que no votó el proyecto, dijo que los expertos comparan esta ley con la ley forestal y con los parques eólicos, que significa "la privatización de la energía". Dijo que "no hay ningún dato sobre el impacto que tendrá la ley en el agua del subsuelo".

"Es un modelo antinacional, extranjerizador y privatizador. Este es un día tristemente histórico", añadió.

El proyecto propone modificaciones a la ley Nº 16.858 del 3 de septiembre de 1997.

"La ley de riego permitiría levantar la restricción más importante del país que es obtener fuentes de agua, pues ya no hay más pozos con caudal suficiente para regar", sostuvo el ministro Aguerre luego del tratamiento en el Senado.