EL OBSERVADOR | ACTUALIDAD | 06/11/2018 | Pag. 8

Sartori se bajó de un jet privado y despistó sobre su precandidatura. El empresario llegó a Uruguay por dos semanas y dijo que "ni confirma ni descarta" presentarse en las internas de los blancos

 
De Nueva York a Buenos Aires en un vuelo comercial y del aeropuerto de Ezeiza a Montevideo en un jet privado. El empresario millonario Juan Sartori realizó ese recorrido y salió por la puerta VIP del aeropuerto de Carrasco a dar sus primeros pasos en la política, o quizás los únicos. Sobre las 12.30 de este lunes, Sartori pisó tierra uruguaya en la que tendrá dos semanas de reuniones y encuentros para "estudiar" la posibilidad de hacer camino en la política.

Sartori fue afiliado al Partido Nacional en setiembre por Óscar Costa, mano derecha del empresario, con la intención de que compita como precandidato en las elecciones internas blancas de junio de 2019. Según informó el semanario Búsqueda semanas atrás, el lanzamiento de su precandidatura será este mes. Sin embargo, Sartori dijo que aún no tiene confirmada su candidatura. "Hasta ahora soy un uruguayo con mucho amor por mi país y que tiene ganas de estudiar lo que está pasando y que voy a tener capacidad de proponer. No he confirmado nada, estoy aquí para escuchar y conocer a quienes se pusieron en contacto conmigo. Ni confirmo ni descarto nada", afirmó.

A pesar del manto de duda que transmitió el multimillonario, en las oficinas de Union Agriculture Group (UAG) de Plaza Independencia -una de las empresas de las que es fundador- el ambiente a campaña se siente desde hace varias semanas. Según supo El Observador, es en ese lugar donde se está trabajando por su precandidatura y en donde se planifica el lanzamiento de su campaña.

El empresario dijo que las dos semanas que lo esperan son "la oportunidad para aclarar muchas cosas que se hablaron". Sartori se refería especialmente a las deudas millonarias que acumula UAG por un total de US$ 63 millones a bancos uruguayos, de los cuales poco más de US$ 43 millones son deudas con el Banco República, que lo calificó como "deudor irrecuperable". Los demás bancos locales lo calificaron como "deudor con capacidad de pago muy comprometida" y hay US$ 49 millones de esa deuda que están vencidos.

Hace algunos días, la firma emitió un comunicado en el que indica que no tiene deudas "irrecuperables", dado que "todos los préstamos bancarios están respaldados por hipotecas de las tierras que superan en más de cuatro veces el valor del pasivo".

"Me llamó la atención porque es una de las empresas en las que yo participo, que generó muchas inversiones en Uruguay, generó muchos empleos. Está en un momento difícil por lo que todos sabemos cómo está el sector agrícola en Uruguay, pero que está haciendo los mejores esfuerzos para salir adelante. Estoy muy orgulloso de esa empresa, la empecé en Uruguay", dijo a la prensa.

Sartori también sacó los guantes de box para defenderse de los comentarios que realizaron algunos dirigentes nacionalistas, a quienes la noticia de un posible nuevo precandidato en la interna del partido les cayó por sorpresa.

"Me llamaron la atención la cantidad de ataques y críticas de muchos dirigentes políticos. No creo que la política tenga dueño en Uruguay pero algunas personas lo ven de esa manera. Creo que la política puede ser otra cosa", manifestó.

A integrantes del Directorio del Partido Nacional poco les gustó enterarse que podría haber un nuevo contrincante en la interna del partido. El diputado y secretario del directorio Pablo Abdala pidió información al respecto al enterarse de la noticia y confirmó que no hay ningún indicio de una precandidatura de Sartori. Molesto, Abdala sostuvo que prefiere que no se presente. "No puede caer un millonario en paracaídas a decir que va a ser precandidato", dijo.

En una línea similar opinó el también diputado y secretario del directorio Pablo Iturralde, quien solo había sentido su nombre porque en 2015 se casó con una multimillonaria rusa.

"A un partido de 182 años no le interesan señores oportunistas que vengan a instalarse. La fortaleza la tenemos como partido más que por nuestros candidatos. Este señor no es parte de la historia nuestra. El Partido Nacional no está cotizando en bolsa, no somos una sociedad anónima", afirmó al ser consultado por El Observador hace poco menos de un mes.

Este lunes, el Directorio tenía una agenda cargada pero dentro del orden del día no había nada relacionado a Sartori. De todos modos, antes de comenzar a sesionar, los nacionalistas comentaron de manera informal que el empresario estaba llegando a Carrasco. Distintos dirigentes blancos consultados por El Observador negaron haber sido contactados por el empresario o algún allegado. Ni siquiera la presidenta del Directorio, Beatriz Argimón, para quien los tiempos para ser precandidato empiezan a acabarse.

Para poder competir en las elecciones internas, los blancos exigen tener una agrupación a nivel nacional, es decir en los 19 departamentos, y presentar como mínimo 500 firmas de personas afiliadas al partido que apoyen la instalación de un Ejecutivo Nacional. Luego, la Comisión de Estudios Políticos hace un estudio y sus conclusiones llegan al Directorio que, de habilitar la precandidatura, le notifica a la Corte Electoral que esa persona reúne las condiciones para precandidatearse con el lema "Partido Nacional".

Sartori quiso dejar claro que llegó para conocer de cerca las problemáticas uruguayas pero que la palabra "candidatura" no le retumba en la cabeza.

"Tengo que llegar a mi casa y organizarme. Apenas tenga esa información voy a estar en contacto", remató en su primera rueda de prensa con porte de político.

La frase

No creo que la política tenga dueño en Uruguay pero algunas personas lo ven de esa manera. Creo que la política puede ser otra cosa

Juan Sartori
Empresario