ECOS.LA | ACTUALIDAD | 12/07/2018 | Pag. 1

Bonomi: por actuación de fiscales, algunos crímenes quedaron impunes

 
 
Ministro del Interior afirmó que ciertos magistrado procedieron en forma "inapropiada" y que algunos "abusan" de la prisión domiciliaria .

La Comisión de Constitución y Códigos de Diputados comenzó a analizar este miércoles los "ajustes" que se le introducirán al nuevo Código del Proceso Penal, respondiendo a una iniciativa del Poder Ejecutivo ante el incremento en el número de delitos observado en los últimos meses.

Un tema que viene generando un enfrentamiento abierto entre el Ministerio del Interior, jueces y fiscales.

Una "guerra" que promete seguir.

La comisión recibió al ministro Eduardo Bonomi, que dio su visto bueno a los cambios introducidos al código y volvió a cargar contra la actuación de "ciertos" representantes del Ministerio Público.

Según dijo a ECOS el diputado nacionalista Pablo Abdala, Bonomi cuestionó duramente la actuación de algunos fiscales en casos concretos.

La lista incluyó algunas situaciones que conmocionaron a la opinión pública en los últimos meses.

El ministro incluyó allí al homicidio de una trabajadora de una estación de servicio en la zona de Neptunia, el crimen de un comerciante en San Luis y el asesinato de un joven en El Prado, a escasos metros de la Residencial Presidencial.

Según Bonomi, en todos esos casos hubo "actuaciones inapropiadas" de los fiscales, al asegurar que la Policía había reunido las pruebas suficientes contra los sospechosos, que sin embargo fueron desestimadas por los magistrados.

Por lo tanto, concluyó el ministro, esos crímenes "seguían impunes".

El secretario de Estado sostuvo asimismo que ciertos fiscales abusan, a su vez, del recurso de la prisión domiciliaria.

Incluso, sostuvo, en los casos de rapiña, un delito que prevé una pena de penitenciaría de cuatro años.

Bonomi, que prepara la presentación de un informe que señalará un crecimiento "récord" en las cifras de delitos, insistió en que este incremento estará fundamentado principalmente en los efectos del nuevo código, en particular a los efectos de las libertades anticipadas y la apelación que los fiscales realizan al proceso abreviado.

Según sus datos, al cierre de 2017 había poco más de 11 mil reclusos en las prisiones uruguayas Hoy, sostuvo, hay 9900 encarcelados.

La consecuencia, aseguró, que es que hay en la calle una mayor cantidad de personas cometiendo delitos.

"Hay gente que debería estar presa y no lo está" dijo Bonomi, reiterando una frase que le valió un duro enfrentamiento semanas atrás con la Fiscalía.

De todas formas y, por primera vez, Bonomi admitió que el incremento de la ola delicitiva comenzó a visualizarse en octubre, un mes de antes de la puesta en vigencia del nuevo código.

La razón que esgrimió, según el diputado colorado Ope Pasquet, fue que ese mes se generalizó la entrega de tablets a los policías, por lo cual el número de denuncias se incrementaron.

Ante las expresiones del ministro, la comisión decidió citar la próxima semana al fiscal general, Jorge Díaz, para recabar su punto de vista sobre la situación.

Que lo pruebePasquet desafió a Bonomi a probar que, como dice, el Código del Proceso Penal contribuyó al aumento de los delitos.

Para eso le propuso una fórmula concreta, y es que el Ministerio del Interior contraste el listado de personas que fueron liberadas por la aplicación de la nueva normativa con la de los delincuentes que cometieron delitos a partir de su entrada en vigencia.

"Esas listas las tienen ustedes", afirmó Pasquet en la comisión.

Su propuesta fue considerada razonable por la frenteamplista Macarena Gelman (IR), que apoyó el planteo.

Bonomi, en tanto, aceptó la sugerencia y se comprometió a realizar esa comparación.