LA DIARIA | POLITICA | 06/11/2018 | Pag. 6

Lacalle Pou dijo que debería permitirse el alquiler de vientres

 
MATERNIDAD. El precandidato nacionalista habló en un acto organizado por las mujeres de la Lista 71

BELÉN RIGUETTI

Acá en una sala hermosa, con tantas flores juntas", así inició ayer el acto del Partido Nacional (PN) "Rebélate! Tú eres la protagonista del siglo XXI", una actividad organizada por las mujeres de la Lista 71, cuya referente femenina es la diputada Gloria Rodríguez. A pesar de que subieron al escenario varias oradoras, que trataron en cinco minutos temas tan variados como la violencia de género, el desempleo juvenil, la participación ciudadana, la vivienda y el trabajo, el presentador (Gustavo Sánchez, secretario de bancada de los senadores del PN) destacó en casi todos los casos el rol de madre de las disertantes.

El último discurso estuvo a cargo del precandidato presidencial Luis Lacalle Pou, que en una sala de la sede del PN, rodeado de fotos de dirigentes y figuras de la historia blanca, todos ellos hombres, dijo
que "siempre las mejores militantes en el PN son mujeres". Aseguró que si bien acceden a cargos en las juntas departamentales o las alcaldías, después quedan "como trancadas". "Muchas veces los procesos de decisión del partido se hacían en lugares y en horas en que no había compañeras. Si las decisiones políticas se toman en un campamento entre hombres, no pesa la opinión de las mujeres", dijo el precandidato. Esta no es la primera vez que Lacalle Pou plantea esta idea: en 2015 había dicho que "hay reuniones que son a las once de la noche y la generalidad de las mujeres, a determinada edad, empieza a tener familia y no puede estar. O algunas son en lugares a los que las mujeres no van". Ayer aseguró: "Todos tenemos que adecuar nuestra vida para ser una sociedad moderna, integradora de igualdad de oportunidades".
Lacalle Pou también hizo énfasis en la maternidad. Dijo que ha escuchado que hay mujeres que no acceden a trabajos porque existe la posibilidad de que queden embarazadas. "Si todos estamos hablando de la protección de la familia, de la necesidad de nacimientos en Uruguay, ¿podemos tolerar una política de no contratar mujeres que están tratando de quedar embarazadas? ¿No habrá que tener políticas de estímulo a los nacimientos y a la maternidad responsable?", se preguntó.

Sobre la ley que regula las técnicas de reproducción humana asistida, Lacalle Pou dijo que discrepa con que tenga un límite de edad. El artículo 5 dice que los procedimientos "quedan comprendidos dentro de los programas integrales de asistencia que deben brindar las entidades públicas y privadas que integran el Sistema Nacional Integrado de Salud y serán financiados por este, cuando la mujer no sea mayor de 40 años". Para el nacionalista la ley no entiende que "la humanidad ha evolucionado y cada vez se puede ser padre o madre a mayor edad", por lo que el límite es "injusto". "Vamos a tener miles de mujeres que, recién después de los 40 años, van a querer ser madre, y no les podemos cortar ese sueño". La ley también dice que serán nulos los contratos de subrogación de vientres, onerosos o gratuitos, exceptuando "la situación de la mujer cuyo útero no pueda gestar su embarazo debido a enfermedades genéticas o adquiridas, quien podrá acordar con un familiar suyo de segundo grado de consanguinidad, o de su pareja en su caso, la implantación y gestación del embrión propio". Para el precandidato es un "gravísimo error" porque la mujer que no cuente con un familiar que cumpla con las condiciones no puede ser madre. "Yo sé que esto puede ser discutible, pero creo que se debería poder alquilar el vientre", aseguró.

Lacalle Pou puso como ejemplo a su hermana Pilar, que recurrió a un tratamiento de inseminación con un donante de esperma anónimo. "Mi hermana es madre soltera y cada vez que veo a Joaquín [su sobrino], veo vida. No conocemos al padre, pero conocemos a Joaquín, que es una obra divina", dijo.

Sobre el evento aseguró que, más que para desarrollar ideas, lo invitaron para pedirle un compromiso. "No es una obra de gracia, ni una generosidad, es simplemente entender el mundo. Yo pertenezco a una generación que no tiene chance de no entender el mundo integrado entre los géneros".